PRUEBA DINÁMICA: Skoda Octavia RS TDI

La nueva generación del Octavia cuenta con dos versiones dentro de la terminación “RS”, que desde hace tiempo identifica a las versiones más deportivas sin menoscabo al confort.

La enérgica versión TFSI de 200CV, está pensada para los que busquen prestaciones puras, mientras que la versión que ahora nos ocupa monta la mecánica TDI de 170CV. En ambos casos son motorizaciones compartidas por sus primohermanos Audi, WV y Seat.

Atractiva linea

Lo primero que llama la atención de la berlina es su linea clásica y morro afilado, que en la versión “RS” recibe pequeños “toques” de estilo como los paragolpes específicos y taloneras, así como un acertado alerón trasero.

A estos detalles se suman la doble salida de escape,  unas llantas de aleción específicas en medida 18 pulgadas (opcionales, de serie 17 pulgadas), lo que junto al bonito color de nuestra unidad de pruebas, hace si cabe aún más llamativo el conjunto.

Interior y equipamiento completo

Una vez sentados en los estupendos asientos delanteros tipo “semibacket”, continuamos viendo el buen trabajo estético del que se beneficia esta nueva generación del Octavia. La tapicería del acabado “RS” muestra un bonito bicolor de tacto aterciopelado y con los logotipos bordados. Se aprecia la clara mejoría de la calidad de los acabados interiores, con plásticos de buena calidad, mandos con un buen tacto y buenos acabados en general… pero un paso por debajo de sus primos del grupo VAG.

El Octavia RS cuenta con un equipamiento rico, con elementos de serie que incluyen 6 Airbags, control de estabilidad, los ya imprescindibles faros de xénon, ordenador de viaje y control de crucero entre otros. Nuestra unidad equipaba además el “pack” de limpiaparabrisas y luces automáticas, así como los asientos calefactados y el cargador de CDS. La lista de opcionales restantes se limita al navegador.

El cuadro de mandos incorpora el mencionado ordenador de viaje en su parte central, mientras que la tipografía de los relojes también es exclusiva de esta especial versión, al igual que lo es el volante de cuero.

Un punto destacable del Octavia es la capacidad de su maletero. La verdad es que resulta impresionante la primera vez que abrimos la tapa del mismo, y comprobamos una capacidad de casi 600 litros. Sin duda este elemento os permitirá las más largas escapadas familiares.

Arrancamos

Vamos a ver de lo que es capaz el checo. Contamos para ello con la base de 170CV para 1505 Kgs (unos 100 más que su homólogo con la mecánica TFSI). En ciudad está condicionado por sus medidas, algo más de 4 metros y medio de largo que no son lo ideal para moverse por estos lares, mientras que en autopista es donde se encuentra más cómodo.

Los ingenieros de Škoda han optado por montar una suspensión con un buen compromiso deportividad-confort, que no castiga en absoluto a sus ocupantes y permite ciertas “alegrías”, una física de funcionamiento ideal para el terreno en el que ahora nos estamos moviendo, donde se puede ir realmente muy rápido.

Carreteras secundarias

No queríamos dejar de saber cuanto puede dar de si el Octavia en carreteras secundarias, lo que para el peso que tiene no está nada mal, pudiéndose ir más rápido de los que en principio podríamos pensar. Sin embargo en las curvas de trazado lento es donde el modelo checo se vuelve más torpe, sin duda el peso y el descomunal par de la mecánica TDI se le atragantan en esceso, mostrándose así ciertamente subvirador y con problemas para trasmitir al suelo toda la tracción. No obstante para un ritmo medianamente rápido sirve perfectamente.

En este punto la mecánica muestra su más abrumador par cuando sobrepasa as 2000 rpm, ya que por desgracia por debajo de esta cifra no hay “nada”, mientras que la caja de cambios de 6 velocidades muestra un accionamiento correcto. Mucho mejor encajaría aquí la caja de cambios automática DSG del grupo.

En cuanto a los frenos, nuestra unidad de pruebas mostraban cierta fatiga manteniendo un ritmo rápido; no olvidemos que estamos hablando de un vehículo de más de una tonelada y media de peso.

Por último tratamos el capítulo de los consumos, que abarcan una horquilla desde los 8 a los 11 litros en función de la utilización que le demos.

Resumiendo

El Škoda Octavia RS 2.0 TDI se muestra perfecto para aquellas familias que necesiten una berlina espaciosa y rápida, que permita tanto emprender largos viajes como soltar adrenalina en algún tramo. Todo ello a un precio base de poco más de 26.000 Euros.

DESTACABLE

– Estética diferenciadora
– Versatilidad y Equipamiento
– Buen compromiso confort-deportividad

MEJORABLE

– Rumorosidad de la mecánica
– Peso del conjunto y pérdidas de tracción
– Poca altura para plazas traseras

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s