MINI Clubman

p0037625.jpg 

Quien lo ve, quiere conducirlo. Casi exactamente un año después del lanzamiento de la nueva generación de modelos, MINI amplía su gama agregando un concepto automovilístico innovador e irresistible.

El MINI Clubman, con su sorprendente diseño, está al margen de cualquier categoría automovilística específica. Desde toda perspectiva, es inconfundiblemente un MINI y llama especialmente la atención por el excepcional diseño de su zaga y por sus nuevas proporciones.

El MINI Clubman fascina con las cualidades típicas de la marca y, además, por las nuevas posibilidades que ofrece. Al volante se puede disfrutar al máximo del genuino carácter inconfundible de un MINI. Pero detrás de los asientos anteriores empieza la nueva experiencia MINI, con ventajas especiales y una imagen extrovertida. La combinación entre la sensación típica que se tiene al conducir un MINI y un confort extraordinario al tomar asiento en la parte trasera, un maletero versátil y un sistema de puertas sin parangón, hace del MINI Clubman un automóvil único.

Inconfundiblemente un MINI, irresistiblemente innovador. El especial carácter del MINI Clubman salta a la vista. La línea de su techo se prolonga más allá de los tres montantes, continuando en toda la zaga. El nuevo portón de dos alas («splitdoor») que se abren hacia la derecha e izquierda, con su marco en color de contraste, no solamente marca un acento estético. El amplio maletero puede ampliarse de modo versátil y, gracias a esta puerta posterior, es muy sencillo colocar cargas en su interior. Además, el MINI Clubman es un coche de cinco asientos. Los ocupantes de los asientos traseros disfrutan de 8 centímetros adicionales en la zona de las piernas, en comparación con el MINI convencional. El acceso a dichos asientos resulta más sencillo mediante una puerta adicional, la «clubdoor», que se encuentra en el lado derecho y que se abre en sentido contrario. El MINI Clubman, gracias a su versatilidad, interpreta los conceptos de diseño «shooting brake» tradicionales, acentuando la deportividad y la funcionalidad del coche con su zaga fluida y alargada.

De esta manera, se trata del sucesor moderno de tres clásicos legendarios: el Morris Mini Traveller, el Austin Mini Countryman y el Mini Clubman Estate, que durante la década de los años sesenta contribuyeron al gran éxito que tuvo el coche original de todos los automóviles compactos.

DESCARGAS

Fichas técnicas

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s