El nuevo MINI John Cooper Works CHALLENGE

p0038998.jpg 

El MINI CHALLENGE 2007 entra en su fase decisiva: entre bastidores ya se están adoptando las medidas necesarias para la siguiente temporada de una excepcional serie de carreras «Club-Sport». En la competición MINI CHALLENGE 2008 se utilizará, por primera vez, el MINI John Coopers Works CHALLENGE. Sus datos técnicos y los resultados obtenidos durante las primeras pruebas, permiten suponer que los pilotos de la MINI CHALLENGE 2007 experimentarán emociones aun más vivas al volante. Más par motor, mayor capacidad de aceleración y una mayor velocidad punta, valores de aceleración lateral superiores y un sistema de tracción optimizado: esas son las características que distinguen a este nuevo deportivo. Para los espectadores, todo ello significa presenciar carreras más emocionantes, con más acción e impresionantes duelos sobre la pista.

El MINI John Coopers Works CHALLENGE se presentará por primera vez en el Salón Internacional del Automóvil 2007 de Francfort. En esa exposición, el público recibirá una primera impresión de este nuevo coche de carreras, que se entregará a las escuderías antes del comienzo de la competición, en la primavera de 2008. Además, el MINI John Coopers Works CHALLENGE también está a disposición de otros clientes que gustan de la competición en circuitos. Gracias a sus excepcionales prestaciones y sus gran maniobrabili¬dad, este coche está predestinado a dejar atrás a sus rivales en los circuitos en las categorías correspondientes y en cualquier evento de competición.
 
El nuevo MINI John Coopers Works CHALLENGE se entrega a los clientes listo para la competición, incluyendo todos los componentes necesarios para aumentar el rendimiento del coche y todos los equipamientos de seguridad.

El nuevo MINI John Coopers Works CHALLENGE tiene prestaciones superiores al modelo de serie, pero también supera al actual coche de la marca utilizado en circuitos de carreras. El motor ha sido sometido a un trabajo de desarrollo destinado a mejorar las prestaciones del coche en los circuitos y tiene una potencia de 154 kW/210 CV. Esta potencia corresponde a la que tiene la actual versión deportiva utilizada en la MINI CHALLENGE, pero gracias a la optimización de las características del propulsor y al «overboost», que permite aumentar el par máximo de 260 a 280 Nm, el motor cumple todas las condiciones necesarias para un rendimiento mejor. A ello se suman la reducción del peso en 30 kilogramos (1.150 kg, incluyendo al piloto),la aerodinámica completamente optimizada y diversas modificaciones en el chasis.

El nuevo MINI John Coopers Works CHALLENGE detiene el cronómetro en apenas 6,1 segundos al acelerar de 0 a 100 km/h. Y para frenar de 100 km/h hasta quedar detenido completamente, apenas necesita 3,1 segundos, gracias a su sistema de frenos especialmente concebido para los circuitos. Además, el MINI John Coopers Works CHALLENGE es capaz de soportar valores de aceleración lateral realmente fascinantes. A su capacidad de tomar curvas a altas velocidades, se suma la posibilidad de acelerar ahora más fuertemente al salir de ellas, para entrar de modo óptimo en la siguiente recta.
 
El diferencial autoblocante, utilizado por primera vez en un coche de carreras de la MINI CHALLENGE, facilita la conducción cuando el piloto procura mantener la trazada ideal al salir de una curva a una velocidad aun más alta.

En el transcurso de sus cuatro años de existencia, la MINI CHALLENGE ha logrado transformarse en una de las series de carreras «Club-Sport» más popular y con más éxito del mundo. Las carreras, que se disputan en Alemania, Austria, Bélgica y los Países Bajos, cuentan con una gran acogida en toda Europa. Pero la MINI CHALLENGE está adquiriendo una importancia cada vez mayor, también en otras regiones del mundo. A día de hoy también se organiza una MINI CHALLENGE en Nueva Zelanda y, en el año 2008, se sumará Australia, donde ya se están llevando a cabo los preparativos para organizar una serie MINI CHALLENGE nacional.

La MINI CHALLENGE resulta especialmente atractiva gracias a que en esta competición se aplica un concepto muy innovador, combinando este deporte de competición automovilística con un estilo de vida muy especial.

Esta mezcla tiene una gran aceptación, tanto entre los pilotos como entre los aficionados que asisten a presenciar las carreras. Y también los pilotos que participan contribuyen al ambiente tan especial que impera en estos eventos.
 
A los experimentados y conocidos pilotos se suman otros pilotos jóvenes, y también personajes ampliamente conocidos, del mundo del espectáculo y del deporte en general.

La MINI CHALLENGE se distingue por su espíritu deportivo, ya que todos tienen las mismas oportunidades. Los coches de todos los pilotos son técnicamente idénticos. La extraordinaria estabilidad y el completísimo equipamiento de seguridad del MINI John Coopers Works CHALLENGE consiguen que este coche sea interesante tanto para los que se inician en el mundo de la competición automovilística como, también, para ambiciosos pilotos amateur.

(Los datos técnicos están sujetos a posibles cambios)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s