Modificaciones en el Tata Indica

indicabajaimg0029.jpg 

TATA Motors continúa en su camino de acercamiento a los más exigentes clientes europeos. Buena muestra de ello es la llegada de su renovado Tata Indica. Su predecesor fue una primera muestra de ese “querer llegar” a su potencial público europeo. Ahora, este nuevo Tata Indica se convierte en una atrevida propuesta destinada a aquellos para los que el coche no es un fin, sino un medio. Para aquellos que ven el automóvil como una herramienta que les puede ayudar a vivir mejor, a disfrutar más, sin convertirse en un elemento añadido de preocupación.

En el Centro de Investigación y Desarrollo de Pune (India) se ha trabajado claramente en este sentido. Era preciso mejorar al Indica, pero esas mejoras debían ir orientadas siempre en la misma dirección: más confort, mejor estética, menores emisiones contaminantes, mayor seguridad… En resumen, se trataba de mejorar en algunos aspectos un producto que ya ha dado muestras de sus excelentes prestaciones en todos los sentidos en su edición anterior y que no pretende batir records de velocidad ni de prestaciones absolutas, sino brindar una fiabilidad excepcional, una gran economía tanto en consumo como en mantenimiento, el mejor comportamiento urbano y la máxima seguridad.

Manteniendo sus poco más de 3,6 metros de longitud, el Indica ha recibido una importante puesta al día en cuanto a estética. Y donde más se deja notar ese new look del Indica es en el frontal. El paragolpes, totalmente nuevo, muestra unas líneas más frescas y atractivas. La toma de aire única se ve sustituida por tres, una central de mayores dimensiones y dos más pequeñas ubicadas junto a los faros antiniebla. Precisamente, estos también son nuevos, redondos y de mucha mayor potencia.

La parrilla delantera presenta, ahora, dos brazos longitudinales cromados, en cuyo centro se ubica el logotipo de la Compañía. Las ópticas también han crecido y disponen, además, de proyectores multifocales. De esta manera, el Indica ofrece mucha mayor visibilidad, tanto en la noche como en condiciones climatológicas adversas.

En su perfil se puede apreciar claramente su aerodinámico diseño, con un parabrisas frontal con marcada inclinación y de generosas dimensiones. Los espejos retrovisores han cambiado su diseño, ahora más atractivo y en dos tonos. Las bandas de protección laterales son ahora en el mismo color que la carrocería.

Las llantas de aleación, de 14” y con un diseño de cinco brazos aportan un toque de deportividad al conjunto de Tata Indica Sport.

Marca el diseño de la zaga un gran portón trasero de apertura vertical que permite acceder con gran facilidad a la zona de carga, así como introducir objetos voluminosos sin problemas.

Las ópticas posteriores también han visto modificado su diseño, así como la distribución de sus ópticas. Para garantizar una buena visibilidad en días de lluvia, el Indica dispone de limpia/lava luneta posterior.

El paragolpes es del mismo color que la carrocería e incorpora una banda en el mismo color que la carrocería para protegerlo de pequeños impactos.

Y los cambios también se hacen presentes en su interior. Pese a sus contenidas dimensiones exteriores, ofrece un espacio interior sumamente amplio, capaz de albergar a cinco adultos con total confort. Y para brindar una mejor ergonomía y una estética más atractiva, su salpicadero y su consola central han sido totalmente rediseñados.

El puesto de conducción, algo elevado, resultará muy del gusto de los conductores europeos, que prefieren conducir desde una posición más alta por la sensación de mayor control que esto aporta. Todos los mandos se encuentran muy al alcance de la mano y se dispone de suficientes bandejas y guanteras como para que nada vaya suelto en el habitáculo.

El cuadro de mandos, gracias a su ubicación, permite al conductor ver los relojes sin casi apartar la mirada de la línea de la carretera. Además, tanto velocímetro como tacómetro son de generosas dimensiones.

En la consola central encontramos los mandos de la calefacción y el aire acondicionado, el equipo de sonido y los cuatro elevalunas. Las tapicerías también cambian. Sus tonos son más elegantes y atractivos y los materiales empleados brindan un mejor tacto y una calidad superior.

Las plazas posteriores ofrecen un espacio sorprendentemente amplio para las piernas, disponiendo ahora de reposacabezas sus tres ocupantes.

El maletero ofrece un espacio de 220 litros, viéndose aumentado hasta los 610 litros cuando se abaten los asientos.

El nuevo Tata Indica se comercializa en nuestro país con dos motores diferentes, gasolina y diesel, para atender todos los gustos. El motor de gasolina es un cuatro cilindros en línea, dotado de inyección electrónica. Su potencia asciende a 85 CV a 5.500 rpm, con un par máximo de 12,2 mkg a 3.000 rpm. En este motor se ha trabajado con especial interés en reducir los consumos y las emisiones contaminantes. De esta manera, supera con creces la normativa Euro IV sobre emisiones.

Pero el propulsor estrella es el diesel de 1.4 litros. Es también un cuatro cilindros, en este caso sobrealimentado y dotado de intercooler. Su potencia se sitúa en 71 CV a 4.000 rpm, con un par máximo de 13,7 mkg a 2.500 rpm. Este ligero y avanzado motor permite al Indica alcanzar con soltura los 150 km/h con unos consumos muy contenidos.

La caja de cambios es manual, de cinco velocidades. Las relaciones son diferentes según motorización para permitir sacar el máximo partido a cada una de las mecánicas.

La dirección es de cremallera, asistida. Su excelente tacto permite disfrutar en todo tipo de carreteras y confiere al vehículo una extraordinaria agilidad en el tráfico urbano.

El esquema de suspensiones del Tata Indica se mantiene invariable, aunque se ha mejorado notablemente con la incorporación de nuevos materiales y una geometría ligeramente retocada para obtener un mejor comportamiento y el máximo confort. Las suspensiones delanteras son de tipo Macpherson, con resortes helicoidales, amortiguadores hidráulicos y barra estabilizadora, en tanto que las traseras son de eje semirígido, con resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos.

La seguridad es otro de los aspectos sobre el que se ha trabajado con mayor intensidad. El bastidor es monocasco, ha sido construido en aceros de última generación y se han empleado nuevos sistemas de soldadura y de sellado para brindar la máxima rigidez estructural. Gracias al trabajo efectuado en el centro de Crash Test de la marca, el nuevo Indica dispone, además, de áreas de deformación programada y barras de protección lateral en las cuatro puertas.

La columna de la dirección es colapsable, para evitar posibles heridas en el conductor en caso de impacto frontal. Del mismo modo, el airbag para el conductor es de serie en todas las versiones. Los asientos han sido diseñados para evitar el efecto submarino.

Y en cuanto a seguridad activa, el Tata Indica también se sitúa entre los mejores en su categoría. El poderoso equipo de frenado cuenta con un doble circuito hidráulico en diagonal. Las ruedas delanteras montan discos autoventilados de 231 mm de diámetro, en tanto que las traseras montan tambores. El sistema antibloqueo de los frenos (según versiones) cuenta, además, con el sistema de reparto de la fuerza de la frenada entre ejes, EBD.

El nuevo Tata Indica ya está disponible en toda la red de concesionarios de NISSHO MOTOR ESPAÑA S.A.

DESCARGAS

Equipamiento gama Indica
Fichas técnicas gama Indica

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s