Menos de 4,5l/100km en la versión especial del Volvo C30

c30-efficiency.jpg 

Además de los esfuerzos de Volvo Cars en el campo de los biocombustibles y la tecnología híbrida, la compañía mejora continuamente la eficacia energética de sus líneas motrices convencionales.

La versión especial del Volvo C30, denominada Efficiency, presenta un consumo inferior a los 4,5 litros a los 100 km y unas emisiones de CO2 que no llegan a 120 gramos por kilómetro. Siguiendo en esta línea, Volvo Cars presentará también una caja de cambios Powershift que reducirá el consumo en un ocho por ciento.
 
Estamos firmemente decididos a reducir el consumo de nuestros motores convencionales de gasolina y diésel. De esta manera reduciremos continuamente en nivel general de emisiones de CO2 en toda nuestra gama”, comenta Magnus Jonsson, vicepresidente de investigación y desarrollo de Volvo Cars.

Volvo Cars presentará en 2008 un modelo Volvo C30 con un motor turbodiésel de 1,6 litros y 105 CV con un consumo inferior a los 4,5 litros a los 100 kilómetros.

Los expertos de Volvo Cars han conseguido reducir con éxito en más de 0,4 l a los 100 km el consumo oficial de 4,9 l/100 km del modelo C30 1.6D que existe ahora en el mercado. Lo que traducido a las emisiones de CO2, supone una reducción de 129 gramos por kilómetro a menos de 120.

Se trata de una ciencia de pequeños avances y retoques. Muchos componentes de un automóvil se diseñan de manera que sean válidos para todos los motores, desde el diésel más modesto hasta el motor de gasolina más potente. Esto nos permite realizar ajustes individualizados a cada variante de motor, sobre todo en los motores más pequeños”, comenta Magnus Jonsson.

La reducción del consumo se ha logrado actuando en cuatro áreas principales:

– Aerodinámica. En el Efficiency se ha rebajado la altura del chasis, tiene un nuevo spoiler de techo, un nuevo paragolpes trasero, paneles inferiores, se ha mejorado la refrigeración del motor y equipa llantas de 16 pulgadas de diseño aerodinámico.
– Se ha reducido la resistencia a la rodadura gracias a una nueva generación de neumáticos de baja fricción.
– Relaciones más largas. Su exclusiva caja de cambios tiene nuevas relaciones en la tercera, cuarta y quinta marcha
– Mayor eficacia de la transmisión. Esto incluye un nuevo aceite de baja fricción para la transmisión y mejoras en la servoasistencia y gestión del motor.

Este modelo C30 especial dispondrá también de elementos visuales que destacarán su exclusivo carácter.

En Suecia un vehículo convencional con un nivel de emisiones de dióxido de carbono menor de 120 g/km se considera un automóvil que respeta el medio ambiente. Esto da derecho a los compradores particulares de estos coches a recibir del estado un reembolso de 10.000 coronas suecas.

Estas medidas son positivas tanto para el consumidor como para el medio ambiente. El cliente obtiene un Volvo C30 con el mismo carácter y comportamiento deportivo pero con la ventaja añadida de un menor consumo, y en algunos países incluso con rebajas fiscales. Al mismo tiempo las emisiones de dióxido de carbono se han reducido en un ocho por ciento aproximadamente”, explica Magnus Jonsson.
 
A principios de 2008 Volvo Cars presentará una nueva caja de cambios automática con la llamada función Powershift.

En comparación con las transmisiones automáticas actuales, Powershift reduce el consumo de combustible aproximadamente en un ocho por ciento. Estará disponible en los modelos C30, S40 y V50 con motor turbodiésel de dos litros (2.0D).

En pocas palabras, se podría decir que la tecnología Powershift consiste en dos cajas de cambio manuales que funcionan en paralelo, controladas por embragues independientes. Al no haber interrupción en la entrega de par durante el cambio de marcha, los cambios son instantáneos y la eficacia aumenta.
 
Los continuos avances de Volvo Cars en los demás motores de gasolina y diésel tienen siempre presente el respeto del medio ambiente.

En los motores de gasolina, los expertos estudian la manera de mejorar la inyección directa y buscan un control aún más preciso de la mezcla aire/combustible y del accionamiento de las válvulas.

Cuando se trata de motores diésel, el mayor reto no es disminuir el consumo. En este caso lo que se busca es satisfacer las demandas cada vez más exigentes de reducción de las emisiones reguladas, como óxidos de nitrógeno y partículas, sin afectar por ello al bajo consumo de estos motores”, comenta Magnus Jonsson.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s