Volvo Cars presenta el nuevo Alcoguard

12152_1_5.jpg 

Volvo Cars es el primer fabricante de automóviles en presentar una innovadora opción dirigida a ayudar a reducir el número de accidentes de tráfico provocados por el consumo de alcohol. Alcoguard es un dispositivo Alcolock totalmente integrado en el vehículo que utiliza avanzada tecnología de pila de combustible: una solución fácil de usar y muy fiable.
 
Alcoguard es una herramienta cuyo objetivo es ayudar al conductor a tomar sobrias decisiones. Actualmente, una de cada tres víctimas mortales de tráfico en Europa tiene que ver con el consumo de alcohol. Nuestros tres principales problemas para crear un entorno de tráfico más seguro son la velocidad excesiva, no utilizar el cinturón de seguridad y conducir en estado de embriaguez. El objetivo de nuestro producto es ayudar a reducir el número de accidentes causados por vehículos con un conductor ebrio al volante“, comentó Ingrid Skogsmo, directora del Centro de seguridad de Volvo Cars.

Alcoguard estará disponible como opción en el Volvo S80, V70 y XC70 a partir de principios de 2008 y en el verano también estará disponible en modelos más pequeños de la compañía. Para este año se prevé la venta de dos mil unidades y se espera que esta cifra aumente con el tiempo. Suecia es actualmente el mayor mercado para los dispositivos Alcolock pero Volvo Cars también ofrecerá el sistema en el resto de Europa y en EE.UU. El sector de vehículos de empresa, las compañías de taxi y las autoridades municipales y estatales probablemente serán los principales grupos de clientes, aunque la mayor sencillez de uso hará que los propietarios de vehículos privados también sean clientes potenciales.

Alcoguard utiliza la tecnología de pila de combustible: la misma que utiliza la mayoría de las fuerzas policiales en Europa. Para poder arrancar el vehículo, el conductor tiene que soplar en la unidad portátil inalámbrica. Esta unidad tiene el tamaño de un pequeño mando a distancia y se guarda y carga en un compartimento que hay detrás de la consola central. El aliento del conductor se analiza en la unidad portátil que después transmite los resultados mediante una señal de radio al sistema de control electrónico del vehículo. Si se supera el límite permitido de alcohol en sangre, 0,2 g/l, el motor no arranca. Gracias a avanzados sensores, no es posible utilizar fuentes de aire externas, como una bomba, para engañar al sistema.

La tecnología de pila de combustible es más cara, pero tiene resultados muy superiores. A diferencia de los semiconductores, por ejemplo, las pilas de combustible sólo reaccionan al etanol y a nada más. En la pila de combustible, las moléculas de etanol pasan a través de una sensible membrana, generándose una corriente eléctrica que se mide. Una corriente elevada significa más alcohol en el aliento del conductor“, aclaró David Nilsson, director del proyecto técnico Alcoguard en Volvo Cars.

Los resultados del alcoholímetro se muestran mediante tres indicadores LED de la unidad portátil.

Verde: 0,0-0,1 g/l de alcohol, el motor del vehículo arranca
Amarillo: 0,1-0,2 g/l de alcohol, el vehículo arranca aunque el conductor no debería conducir
Rojo: más de 0,2 g/l de alcohol, el motor del vehículo no arranca
 
La pantalla de información del vehículo muestra mensajes para ayudar al conductor a utilizar el sistema, por ejemplo para indicarle si ha superado la prueba o si necesita exhalar durante más tiempo en la unidad portátil. Los resultados del alcoholímetro se guardan hasta 30 minutos después de haber apagado el motor, por lo que el conductor no necesita repetir el procedimiento cada vez que haga una parada corta. El límite de 0,2 g/l se ha fijado en cumplimiento de la legislación Sueca. En los mercados que tengan otros límites, puede alterarse este ajuste en el taller Volvo. La calibración y la sustitución de baterías de la unidad portátil se realizan junto con las revisiones normales del vehículo. Si el siguiente propietario del vehículo no desea utilizar el sistema, es muy fácil retirarlo en el concesionario.

La unidad portátil es inalámbrica, por lo que el conductor puede sacarla del automóvil. A pesar de que siempre presenta una medición precisa del nivel de alcohol en sangre independientemente de dónde se utilice, la unidad portátil sólo puede comunicarse con el vehículo a una distancia máxima de diez metros. A temperatura ambiente, el sistema se calienta en cinco segundos y, para reducir el tiempo de espera, la calefacción se activa en cuanto se desbloquea el vehículo. Para asegurarse de que Alcoguard también funcione en climas extremadamente fríos o calurosos, debe utilizarse el cable de alimentación que lo acompaña.
 
Hemos querido hacer una solución que fuera lo más cómoda y fácil de usar posible. La tecnología debe exigir el menor esfuerzo adicional del conductor. Cuanto más fácil de usar sea el sistema, mayor será el número de personas que lo utilicen“, afirmó David Nilsson

Alcoguard debe considerarse como un sistema de apoyo. Siempre dependerá del conductor tomar decisiones basadas en la información actualizada de Alcoguard. En situaciones de emergencia o si se pierde la unidad portátil, puede activarse una función de derivación. Existen dos alternativas para activar esta función:

1. La derivación es posible un número ilimitado de veces.
2. La derivación sólo es posible una vez.

Los cambios en estos ajustes deben realizarse en un taller Volvo. El sistema también puede reiniciarse si se ha activado la función de derivación. Cada vez que esto se hace, la información queda registrada en el vehículo y sólo el propietario tiene acceso a dicha información.
 
Es la primera vez que Volvo Cars presenta su propio dispositivo Alcolock integrado. Desde hace dos años, Volvo Cars ha estado ofreciendo la adaptación de los dispositivos Alcolock de fabricantes externos. El desarrollo del nuevo Alcoguard aprovecha que la tecnología es ahora más barata, más precisa y más compacta. Su desarrollo también se llevó a cabo en estrecha colaboración con diversas autoridades públicas, compañías de seguros y otras entidades importantes que garantizaran una solución verdaderamente buena. El proyecto ha sido financiado parcialmente por el programa “Skyltfonden” * (fondo para matrículas personalizadas) de la Swedish Road Administration.

Esperemos que, en el futuro, sea posible evitar los accidentes de tráfico relacionados con el consumo de alcohol. Sin embargo, esto no sólo requiere una buena tecnología sino también un cambio en la actitud general hacia el alcohol y la conducción. Para promover el uso de los dispositivos Alcolock, creemos que una iniciativa que redujera el precio de compra o las primas de seguros para los vehículos equipados con el sistema, lo que podría evitar que los conductores condujeran en estado de embriaguez, sería una buena idea“, concluyó Ingrid Skogsmo.

* Skyltfonden ofrece apoyo financiero para los desarrollos en el área de la seguridad del tráfico. Los fondos para Skyltfonden proceden de las cuotas que los propietarios de los vehículos pagan por las matrículas personalizadas.


 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s